Informe de Opinion

Estimado cliente y amigo, ante todo, queremos darle una cordial bienvenida a una de nuestras columnas semanales. En este caso, una que hemos dado en llamar columna de opinión, en la que cada semana compartiremos con usted, de manera sencilla y con un lenguaje amigable, una mirada del mercado y lo que entendemos lo rodea y afecta.
Por eso resaltamos el hecho de que se trata de una columna de opinión, – no de una verdad revelada –con la que cada uno podrá o no, estar de acuerdo.
En Alycbur intentamos y deseamos orientar a nuestros clientes, no decirles que hacer.

Lo mas sencillo, ya quedo atrás.

Recien comenzada la segunda parte del año, parece que dejamos atrás el periodo mas fácil del mismo, y nos esperan meses mas difíciles para la toma de decisiones al menos en materia financiera. En este semestre transcurrido, el menú de opciones estuvo muy  poco discutido. Quien se posiciono en una diversificada cartera de acciones (con la única condición de que una buena porción estuviera integrada por papeles del sector de energía) y dejo correr ganancias en LEBAC, tuvo buenos rendimientos, medido tanto en pesos como en dólares.
Hasta aquí, sencillo.

El punto es que no internamos en un periodo del año donde otras variables ajenas a la bolsa, pueden empezar a moverse, o al menos a dejar de estar inmóviles. El dólar por ejemplo, que durante el verano y otoño estuvo prácticamente condenado a un letargo en la zona de $15,40 a $15,80, nos ha empezado a recordar que también existe, y nos lleva a pensar si no es hora de ir dolarizando – en parte al menos – nuestras carteras. No es necesario ser un avezado economista para detectar y reconocer – de formas diversas – el cada vez mayor atraso cambiario existente, que afecta además a toda la economía en su conjunto y promueve la cada vez mayor distorsion de precios relativos.

Otras cuestiones son también motivo de atención y cierta preocupación en el mercado.
Las LEBAC, que el Banco Central  ha estado utilizando durante casi un año y medio como herramienta reguladora de liquidez (absorviendo PESOS) para contener la inflación provocada por exceso de demanda de bienes y servicios, se han ido convirtiendo en un problema de difícil solución. Que pasara el dia que los ahorristas – haciendo la cuenta del rendimiento que han obtenido en termino de U$S – le den la espalda al instrumento y pidan recuperar sus pesos ?
Es una buena pregunta no?

Por ultimo, el costado político de este segundo semestre no parece tan predecible como se hubiera esperado o deseado. Hoy no se puede –objetivamente- asegurar resultados en las elecciones de medio termino. Y para complicarlo aun un poco mas, otra pregunta para hacerse es, que hara [o podrá hacer] el gobierno si no le va bien en las urnas? Y que hara si le va bien?

Como vera amigo lector, muchas mas dudas que certezas tenemos en los tiempos que corren.
Le dejamos para su reflexion una vieja máxima del mercado bursátil, siempre vigente.
Nadie quiebra tomando utilidades.

 

Claudio A. Behr

Director

Dirección
25 de Mayo 356 - 4° Piso (C1002ABH) Capital Federal